fbpx

5 consejos para mejorar tus correos empresariales

5 consejos para mejorar tus correos empresariales

Aunque con el pasar del tiempo se le ha restado importancia al correo electrónico, sigue siendo una herramienta imprescindible, sobre todo, si hablamos de comunicación interna.

 

En el área de atención al cliente, por ejemplo, podemos analizar que su relevancia disminuyó cuando aparecieron otros canales más eficientes, como WhatsApp.

 

“El correo electrónico es la vía de atención al cliente menos preferida de los consumidores; más arriba están el teléfono y el chat gracias a su inmediatez en las respuestas”

 

Sin embargo, si vemos el correo electrónico como estrategia de marketing digital, la tasa de apertura promedio según Mailchimp es de 21,33% (excelente ROI y bastante efectiva para ser un canal de difusión orgánico).

 

Ahora, ¿de cuánto es tu promedio de apertura? ¡Aquí te van 5 consejos para incrementarlo!

 

5 consejos para hacer más llamativos tus correos

 

Hagamos que tus campañas de mailings o comunicaciones internas, logren su cometido y no sean ignoradas (por lo menos, no tanto):

 

 

1-. ¿El texto del asunto es realmente interesante?

 

Esta línea es la primera impresión, por eso es clave que incentive a hacer click. Así que procura ser claro, conciso y ponerle una chispa de intriga, por ejemplo:

 

Comunicaciones internas:

  • [IMPORTANTE] Nuevas medidas de seguridad en la empresa
  • Reunión mensual de pendientes
  • Felipe, ojo a estos datos

 

Comunicaciones de marketing:

  • ¡Tienes una oferta!
  • Mira estos platillos italianos y antójate
  • 30% de descuento solo por hoy

 

¿Sabías que mientras que un servicio de correo electrónico muestra 60 caracteres en un navegador, suele mostrar solamente entre 25 y 30 caracteres en la app móvil?

 

Un buen Asunto, puede marcar la diferencia entre:

  1. Leer y responder rápidamente
  2. Dejarlo para más tarde o el día siguiente
  3. No leerlo nunca y dejar que se pierda entre un millón de correos

 

¡Así que ponle cariño!

 

 

 

2-. Haz del botón “Enter” tu mejor amigo

 

Dividir el texto de tu correo en párrafos ayuda a que la lectura del mismo sea más cómoda, ¡no le tengas miedo a usar los puntos y aparte para espaciar las ideas!

 

 

 

3-. Diagrama el correo de forma concisa y resaltando los puntos clave

 

¿Alguna vez te ha llegado un correo super confuso, de esos que tienes que leer 727462 veces y los cuales terminan en una llamada telefónica para aclararlos? Seguro que sí.

 

Para evitar enviar mails de este tipo, debes tener en cuenta 3 cosas:

  1. Evita dar muchas vueltas para llegar al punto: Sé claro y conciso. Di las cosas solo una vez. Simplifica.
  2. Usa los signos de puntuación correctamente: Una simple coma puede cambiar el contexto de tu mensaje.
  3. Resalta los puntos relevantes: No le tengas miedo a las negritas, las cursivas o a subrayar.

 

Siempre ten en mente que el tiempo de tus destinatarios, es oro.

 

 

 

4-. ¿A quiénes les estás enviando correos?

 

Algunas empresas tienen la mala costumbre de enviar correos genéricos a todo el personal, incluso cuando el mensaje solo le pueda interesar a 5 personas; esto hace que terminen frustrándose y que, con el pasar del tiempo, les dé pereza abrirlos porque los consideran irrelevantes.

 

 

Por eso debes segmentar tu público (de acuerdo al área, la ubicación, los intereses, etc.) y así enviarles información que sí les sea útil.

 

La segmentación te ayudará a aumentar la tasa de conversión y obtendrás mejores resultados.

 

 

5-. Sé educado

 

Por último, pero no menos importante: aunque debas ser claro y conciso, siempre mantén la educación y la cortesía.

 

 

Y recuerda, puede que releer el mensaje antes de enviarlo te quite un par de minutos más, ¡pero también te puede salvar de una metida de pata!

 

Atentamente, Hundred Lab. Creativo. ¡Un abrazo!

 

Lee también ‘Tendencias del 2021 según Juan Isaza‘.

 



Open chat
¿Tienes dudas? Escríbenos
Hola 👋
¿Cómo te podemos ayudar?